Buscar este blog

sábado, 18 de diciembre de 2010

FERIA DE LA TRUFA DE CENTELLES

Desde el año 2008, coincidiendo con la temporada de la trufa, el tercer fin de semana de Diciembre, tiene lugar la Feria de la Trufa de Centelles, un mercado al aire libre especializado en el que se considera el "diamante negro" de la cocina catalana e internacional.
A finales del siglo XIX, el mercado de Centelles ya marcaba el precio de la trufa en todo el Estado.
Este mercado comenzó con Joan Soler, vecino de Centelles, que fue el primer comerciante moderno de trufas conocido en Cataluña en torno a 1820. Su actividad, centrada inicialmente en una casa en la Plaza Mayor, abrió la puerta a un negocio organizado que, a finales del siglo XIX era referente en todo el Estado.
Hoy, la trufa vuelve a ser un rasgo distintivo de la villa de Centelles, donde los comercios locales siempre disponen de trufa en conserva o incorporada a la cocina, los embutidos, etc. Durante todo el año, los domingos por la mañana hay mercado, donde se juntan sus tiendas con los puestos de mercadillo y se puede aprovechar para descubrir el remodelado centro histórico.
Entre los siglos XVI y XIX, Centelles experimentó un crecimiento comercial e industrial,consolidándose como destinación de veraneo. De esta época datan torres modernistas y novecentistas, algunas de ellas son obra del reconocido arquitecto Joaquim M. Raspall.
Algunas edificaciones son: Can Pratmarsó, situada en el viejo dextro medieval, la Casa Ripoll, la estación de ferrocarril, diversos edificios de las calles del Marquès Peñaplata y de Anselm Clavé, y el Paseo; la intervención más destacada del arquitecto en el municipio, en la que se pone de manifiesto el estilo modernista tardío de Raspall.
También el edificio sede de la Sociedad Coral La Violeta destaca por sus elementos eclécticos. La Casa Oller, la escuela Ildefons Cerdà y la nave industrial de l’Estabanell, son otras construcciones notables.
Una visita interesante es el Molino de la Llavina, que data del 1400, y que nos transporta a la época del agua como única fuente de energía.
Veréis como la fuerza del agua gira el rodete que mueve el molino harinero y podréis comprobar la calidad y la textura de la harina. También podréis probar el pan cocido con leña de pino, acompañado de diversos tipos de quesos artesanos de vaca y cabra, el queso azul, tartas y requesón. El teléfono de información es el 938 810 85 y su página web www.molidelallavina.com.

2 comentarios:

bRuNi** dijo...

enhorabuena por todos tus blogs silvia són de lo mas interesantes, completos y con una amplia información muy útiles. Gracias besos**

SILVIA CASANOVAS dijo...

Me alegro de que te gusten, cuando vengas a Barcelona enviame un mail y hacemos un tour de colegas por los lugares más interesantes. Besos.